E

l Duque de Wharton y un reducido número de ingleses, levantaron columnas la primera logia en suelo español -en la ciudad de Madrid- y se llamó: “French Arms” N° 50 (registro de la Gran Logia de Inglaterra), también fue conocida como logia “Las Tres Flores de Lys” o logia “de la calle San Bernardo” por su ubicación en la calle Ancha de San Bernardo, a la altura de un tramo hoy desaparecido por el trazado de la Gran Vía.

El nombre con el que figura la logia en la documentación interna en Inglaterra es en ocasiones French Arms (en St. Bernards Street in Madrid), y a veces Las Tres Flores de Lis. En realidad, el nombre que sus fundadores solicitaron registrar y como fue conocida es La Matritense. El nombre de French Arms parece un equívoco por las relaciones francófonas del duque de Wharton (fundador nominal), o el origen francés del hotel que tomaron como sede.

Acta de Constitución de la primera logia en España (1728)

Felipe de Wharton (1698-1731), duque de Wharton, duque de Northumberland y caballero de la Orden de la Jarretera, fue, tras su elección el 24 de junio de 1722, uno de los primeros Grandes Maestros de la Gran Logia de Inglaterra. Además fue uno de los primeros masones en el solar hispano. En efecto, tras acompañar a Roma al rey destronado Jacobo Estuardo, y para luchar contra los ingleses, se desplazó a Madrid y Gibraltar, ciudades donde fundó sendas logias masónicas. Durante su estancia en Madrid constituyó el 15 de febrero de 1728 la primera logia en suelo extranjero que figura en los archivos de la Gran Logia de Inglaterra; logia que recibió el nombre de “French Arms” (Armas francesas) y que tuvo su sede en un hotel de la calle de San Bernardo de Madrid denominado “Las Tres Flores de Lys”. Por ello también sería conocida como la logia de “Las Tres Flores de Lys” o, simplemente, “de la calle San Bernardo”. Dicha logia fue reconocida por la Gran Logia de Londres el 27 de marzo de 1729 con el n.º 50 de registro.

Aún se conserva el acta de Constitución de esta primera logia establecida en España, documento de indudable interés histórico que pasamos a reproducir:

"Madrid, a 15 de febrero de 1728:
Nosotros, los abajo firmantes, masones libres y aceptados, que actualmente residimos en Madrid y en otras ciudades del reino de España, nos tomamos la libertad de escribir esta carta, como nuestro deber nos obliga, para comunicar a nuestro respetable Gran Maestro, a su digno diputado, a los grandes vigilantes y a todas las Logias de masones, ahora constituidas en Inglaterra, que habiendo estado siempre muy deseosos de ver nuestra antigua sociedad propagada, sus verdaderos y virtuosos designios fomentados, y que el Arte floreciera en cada ciudad a donde nuestros negocios nos han llamado, resolvimos por lo tanto difundirlo en este reino, donde quiera que pudiera hacerse de una manera legal.  
Y como tuvimos algún tiempo la oportunidad de la presencia de Su Gracia el duque de Wharton, le pedimos constituir una Logia en esta ciudad. El cual atendiendo a nuestros ruegos accedió y realizó. Después de que nuestra Logia estuvo formada aceptamos e hicimos masones a tres personas que luego citamos; y justamente después se resolvió por unanimidad comunicar nuestras actas a nuestro Gran Maestro y a los Grandes oficiales de Inglaterra, a todo lo cual Su Gracia se somete él mismo enteramente, habiendo actuado en esta ocasión como Segundo Diputado.
Por lo tanto tenga Vd. la amabilidad de notificar a nuestro Gran Maestro, y a todas las Logias en general, en la próxima comunicación Trimestral, el contenido de esta carta, y esperamos el favor de ser inscritos en el Libro con el nombre de Logia de Madrid. Las reuniones están fijadas al presente para el primer domingo de cada mes, y esperamos enviar para la próxima Comunicación Trimestral, que tendrá lugar alrededor del día de San Juan Bautista del presente año, una lista más larga de miembros de nuestra Logia, y una copia de los Estatutos, tal y como los redactemos, de forma que sean más apropiados al país donde al presente nos encontramos, para la Unión entre todos nosotros y la Caridad hacia el pobre, como muy recomendada y ejercitada en nuestra Antigua Sociedad, sobre la cual, en general rogamos a Dios Todopoderoso derrame su preciosísimo favor y bendiciones”.
Quedamos, Señor y muy Venerable Maestro, vuestros fidelísimos siervos.
(Museum of United Grand Lodge of England, Minute Book of Grand Lodge, 17 de abril de 1728).

A consecuencia de su lealtad a la dinastía Estuardo y de su negativa a reconocer la legitimidad del rey Jorge II, el Parlamento inglés condenó al duque de Wharton por alta traición a la privación de todos sus bienes y títulos en abril de 1729. Falleció en 1731 sin apenas recursos económicos y fue enterrado en el monasterio de Poblet (Tarragona) en donde todavía se conserva su lauda con la siguiente inscripción:

“Aquí yace el excelentísimo don Felipe Wharton, inglés, duque, marqués y conde de Wharton, marqués de Malsbursi y Carthloch, conde de Rathfasnum, vizconde de Winchindon, barón de Trim, caballero de San Jorge [alias de la Jarretera].

Murió en la fe de la Iglesia Católica Romana en Poblet, el día 31 de mayo de 1731”.

Los fundadores de la Logia French Arms nº 50

Nicolas Díaz y Pérez (Badajoz, 1841-Madrid, 1902) fue un cronista, periodista y escritor español que ha escrito mucho sobre el tema, describía la calle San Bernardo, que acogió la logia, de la siguiente manera:

"Era a sazón esta calle una de las más principales de Madrid, a su entrada, en el número 9, estaba la Iglesia del Rosario, dando esquina a la de Flor Baja. En el 19 estaba el convento de los PP. Bernardos, y pegado a él la casa número 17, Hotel du Lys, esquina a la calle de la Garduña, que servía de entrada a los francmasones que trabajaban en la logia Matritense"

Se suele atribuir su fundación al duque de Wharton pero, en realidad, éste no fue el artífice de la fundación de la Matritense sino que lo fueron otros ingleses residentes en España. Él tan sólo fue requerido para darle cierto valor de legitimidad al acto. El verdadero impulsor fue el hermano Labely, ingeniero que en 1725 había sido miembro de la logia londinense Salomon ' s Temple Lodge (de la cual era Maestre Desaguliers) y que fue el primer y único maestre conocido de la de aquí. Inicialmente, sólo se nombró a tres masones ingleses y las reuniones estaban fijadas para el primer domingo de cada mes.

Philip Wharton (Oxford, 21 de diciembre de 1698-Monasterio de Poblet, 31 de mayo de 1731)

Merece la pena, de todas formas, centrar la vista un momento en la curiosa figura de Wharton. Fue un personaje controvertido, que daba bandazos políticos a conveniencia y al que describen como "inteligente, excéntrico, borracho, libertino y extraordinariamente ambicioso". Provocó tales escándalos que su mandil y sus guantes – en un ritual simbólico propio de la logia – fueron quemados. El duque se vengó fundando, curiosamente por la misma época que la Matritense, una sociedad burlesca que se mofaba de los masones: los Gormogones, supuestamente iniciada en tiempos remotos por el emperador chino Chin-Quaw-Ky-Po. Esto supuso un gran escándalo en la época.

Frontispicio grabado en cobre, obra de Juan Pino en 1723. En él se ve al Gran Maestro de la Gran Logia de Londres y Westminster, el Duque de Montagu, ofreciendo las Constituciones al nuevo Gran Maestro, el Duque de Wharton. Tras el Duque de Montagu están el Diputado Gran Maestro, Dr. Beal, y los dos Vigilantes, Joshia Villenau y Thomas Morrice. Detrás del Duque de Wharton asoma el pasado Diputado, Dr. Desaguliers. Los otros dos personajes podrían ser el Dr. Anderson y George Payne.

A Madrid vino a tratar con el duque de Liria (hijo del duque de Berwik) y el duque de Ormond, para asegurarse el favor de Felipe V a la causa del pretendiente al trono Jacobo, a la que servía en ese momento. Cayó en desgracia en Inglaterra por sus intrigas (incluso fue expulsado de la Cámara de los Lores tras participar en el asedio a Gibraltar del lado de Felipe V). Tuvo su residencia en la calle de San Bernardo. Posteriormente, y pese a las desavenencias con la masonería, Wharton sería el primer Gran Maestre de las Logias de Francia. Murió en Tarragona mientras se recuperaba de unas heridas, en el monasterio de Poblet, en 1931.

Templo donde trabaja La Matritense en la actualidad

La Respetable Logia Simbólica La Matritense nº 7 al Oriente de Madrid bajo los auspicios de la Gran Logia de España

Javier Alvarado Planas, "Masones en la nobleza de España- Una hermandad de Iluminados” Madrid, 2016, pp. 39-41.

La masonería espãnola en el siglo XVIII: José Antonio Ferrer Benimeli

Publicado el 
21/2/2021
 en la Categoría 
Masonería Española

Más publicaciones de 

Masonería Española

ver todo

📬 Suscríbete a nuestra Newsletter gratuita y sea el primero en leer las nuevas publicaciones

Nunca enviamos spam.
Thank you! Your submission has been received!
Oops! Something went wrong while submitting the form.