C

ada año, los Queridos Hermanos de la Gran Logia de España acuden al cementerio civil de Madrid a rendir homenaje a un catedrático de historia, periodista y político español. El Muy Respetable Hermano Miguel Morayta (1834-1917) es, posiblemente, la personalidad más insigne de la Masonería Española. Su impulso unificador permitió la fundación del Grande Oriente Español, en 1889 que se convirtió en una institución masónica mundial de primer orden en el primer tercio del siglo XX.

Cuando nuestro Muy Respetable Hermano pasó al Oriente eterno, contaba con casi 500 Logias de las que más de la mitad se encontraban en lejanos territorios como Estados Unidos, Filipinas, Puerto Rico, Cuba, República Dominicana, Marruecos, Argentina o Turquía. Apenas dos décadas después, la Masonería Española comenzó a sufrir por parte de la dictadura franquista una de las persecuciones más eficaces y prolongadas en el tiempo que se ha dado en todo el mundo y el Grande Oriente Español vivió exiliado en México hasta su retorno a España y su integración, ya en el siglo XXI, con la Gran Logia de España. Los textos de nuestro Hermano fueron utilizados por la propaganda franquista en ediciones refutatorias, donde los comentarios a la obra eran más extensos que la obra en sí, para justificar la represión de la Masonería.

¿Qué era la Masonería para Miguel?

En las primeras páginas de Masonería Española describía así las esencias de nuestra Orden:

"El Arte Real -la Masonería- es ciego defensor de la supremacía del Poder Civil; reconoce en la vida el derecho a vivir, y sus soluciones éticas, políticas y sociales las concreta en la trilogía 'Libertad, Igualdad, Fraternidad', suma -en todos los órdenes de la existencia- de todos los progresos posibles de la Humanidad, a cuya trilogía asisten, como regla de conducta, la más alta tolerancia, la práctica del más intenso sentimiento de caridad y beneficencia y la abominación de todo procedimiento de fuerza".

Y seguía, describiendo así a los eslabones de esa cadena de transmisión de la que formas parte:

"El masón, hombre libre, ilustrado, de honradas costumbres y medios de vida, disciplina en los templos sus ideas y su carácter, aprende a razonar, se suelta en el ejercicio de la palabra, se familiariza con los problemas políticos y sociales, olvida todos los prejuicios, siempre nocivos; se acostumbra a ser tolerante y henchido de sus convencimientos, aún sin proponérselo".

Fuente: El boletín EL ORIENTE de la GRAN LOGIA DE ESPAÑA

Posted 
Jan 25, 2020
 in 
Masonería Española
 category

Más publicaciones de 

Masonería Española

ver todo

📬 Suscríbete a nuestra Newsletter gratuita y sea el primero en leer las nuevas publicaciones

Nunca enviamos spam.
Thank you! Your submission has been received!
Oops! Something went wrong while submitting the form.